Autopublicación, Consejos para escritores, El Mundo Editorial

¿Cómo afrontar el rechazo editorial?

Como afrontar el rechazo editorial

Te voy a evitar el suspense, al 99% de los escritores noveles que no conoce nadie y que presentan por primera vez un manuscrito a una editorial, los rechazan.

Es simple: no te conocen, no saben si les puedes dar dinero o no y no están dispuestos a arriesgarse sin tener un porcentaje considerable de éxito asegurado, sobre todo las grandes firmas.

Por otro lado, si te paras a pensar, verás que el simple hecho de que una editorial publique tu obra no tiene porqué ser siempre positivo y que es posible que a través de la autopublicación, en según qué casos, puedas sacarle más partido tú solo.

Lo bueno de cómo ha evolucionado el mercado editorial, es que ahora mismo no dependes exclusivamente de las editoriales para poder publicar tu obra, y eso es bueno. Hay otras opciones para publicar.

Lo importante cuando recibas tu primer rechazo es no tomártelo como algo personal y tener en cuenta varios aspectos:

Hay muchos peces en el mar

rechazo editorialEsta afirmación vale tanto para la cantidad de editoriales que existen, como para la cantidad manuscritos que éstas reciben cada día. Así que no te sorprendas si tú envias tu obra, que tanto te ha costado acabar, tantas noches en vela, tantos nervios para tenerla a tiempo, con una gran ilusión y esperanza, y ahora viene “ése tío” y te envía (eso si te contestan) el e-mail tipo que dice “tu novela no encaja en nuestra línea editorial…

Es muy fácil desanimarse cuando recibes un “no” por respuesta de una editorial a tu manuscrito, y más si no es sólo un “no”, sino varios.

Eso no quiere decir que no seas buen escritor, o que tu historia no tenga futuro; que a quien ha revisado tu obra no le haya gustado, no significa que no tengas que seguir adelante y seguir persiguiendo tu sueño de publicar, porque sobre gustos no hay nada escrito, y ten muy claro que no deja de ser una persona determinada la que valora tu obra, con sus gustos, sus influencias y que puede tener sus días (no valorarás igual una historia si has tenido un mal día que si te vas de fin de semana).

No eres la primera ni la última persona a la que rechazan. J.K. Rowling te suena, ¿verdad? Pues la ahora multimillonaria creadora de Harry Potter fue rechazada por 12 editoriales hasta que la hija del presidente de Bloomsbury convenció a su padre de que la publicara después de leer su manuscrito.

Así que si tu sueño es que tu obra lleve un sello editorial, ¡ve a por ello!

Que te rechacen una y otra vez, implica que lo estás intentando, que no te rindes, como han hecho renombrados autores que han sido rechazados infinidad de veces antes de que alguien les diera una oportunidad. Cada día aprendes algo nuevo y vas puliendo tu discurso y tu manera de enviar el material relacionado con tu obra a las editoriales para su evaluación.

La editorial puede darle un enfoque erróneo a tu libro

Cuando acabé mi primera novela, hace ya más de 7 años, antes de autopublicar, me puse a enviar manuscritos a diversas editoriales, comenzando por las grandes y bajando hasta las más modestas, como todo escritor que empieza suele hacer.

Y, al ver que, además de tardar en contestar (las que lo hacían) una media de 3 meses, en general me iban enviando negativas, decidí ponerme a ellrechazoo por mi cuenta, ya que no quería que mi historia se quedara en nada por culpa de unos cuantos rechazos.

Pues bien, pasados unos meses, recibí una respuesta de una editorial que me proponía imprimir 150 copias de mi novela y ponerlas a la venta en los quioscos de las Ramblas de Barcelona. Es gracioso el hecho de que, en este punto, ya había vendido más de 500 copias yo solita, a través de mi web, redes sociales, presentaciones, promoción en foros y redes de literatura.

Las Ramblas son un sitio frecuentado en su mayor parte por turistas y los locales como mucho compran allí su periódico diario y su revista de cotilleo; alguna venta impulsiva es posible que hubiera caído, pero cuando te ofrecen imprimir 3 veces menos de lo que ya has vendido, para encima centrar la distribución de tu obra en un lugar con escasas probabilidades de que sea visto, te das cuenta de que hay muchas editoriales que no cuidan a sus autores (y menos aún si no te llamas Dan Brown) y que, en según qué casos, estás mucho mejor sola y tu historia tiene más probabilidad de éxito si eres tú quien decide dónde y cómo promocionarla.

La editorial no tiene una bola de cristal

Nadie puede estar seguro al 100% de qué novela va a ser un best-seller y cuál va a criar polvo en las estanterías de las librerías. Lo único que hoy en día te da una cierta probabilidad de éxito es tener ya un nombre en el sector, pero con la cantidad de opiniones que corren por Internet a las 24 horas de que un escritor famoso saque su nuevo libro, ni siquiera eso te asegura una continuidad de ventas.

Por mucha experiencia que tenga un editor, las tendencias del sector pueden cambiar de repente y una historia que, a primera vista y según las estadísticas y estudios de mercado previos, podía tener mucha salida, puede finalmente ser un fiasco debido a otros muchos factores que influyen en las preferencias de compra de los lectores.

novela 1984 George OrwellPor ejemplo, la conocida novela de ficción distópica 1984, de George Orwell, en la que se describe una sociedad totalitarista donde el Gran Hermano controla completamente a los indiviuos bajo su gobierno, siempre ha sido un título muy vendido en todo el mundo, pero en los últimos dos meses, a raíz de la toma de posesión del nuevo presidente de los Estados Unidos, ha disparado sus ventas en un 10.000% (¡eso es una barbaridad de ventas!) y se ha colocado nº1 en Amazon.com.

Si hubiera ganado Hillary Clinton, es posible que esto no hubiera ocurrido, ya que el éxito inesperado de la novela viene del miedo de la gente a que la vida con Trump pueda asemejarse a lo que se describe en el libro (y eso da mucho miedito), así que nadie puede decir a ciencia cierta si tu libro va a triunfar o no, o qué libro se va a vender más o menos en cada momento.

Cualquiera puede autopublicar

Si para ti lo importante no es publicar con una editorial sino publicar como sea, que tu historia salga a la luz independientemente de quién edite el libro, la autopublicación te evita pasar por el mal trago de ir recibiendo negativas y de que ello pueda afectar a tu motivación y autoestima como escritor.

Yo quería compartir mis historias con la gente y, gracias a la autopublicación, he podido convertir esas historias en mis novelas, con las que han disfrutado miles de lectores. Tú puedes hacer lo mismo.

Si autopublicas, tú decides qué ofreces, cómo, cuándo, cuántos ejemplares imprimes, dónde, a quién vendes… Todo está bajo tu control. Nadie puede decidir por ti sobre ninguno de los aspectos de tu obra.

Y, además, autopublicar significa que tu libro estará en el mercado, que la gente lo leerá, y dentro de esa gente también hay editores, así que cuanto más gente lea tu libro y más ruido mediático haga, mayores serán las posibilidades de que alguien quiera sacar tajada de tu éxito y te proponga pasar al siguiente nivel.

Si no, mira qué le pasó a Amanda Hocking, una joven escritora americana que decidió autopublicar en Amazon las novelas que tenía en casa en un cajón acumulando polvo, y que vendió más de 1 millón de copias de sus 9 libros en menos de un año. Ahora todas las editoriales la quieren.

No digo que pase cada día, y que cada persona que autopublique se convierta en millonaria de la noche a la mañana, pero, si le pasó a ella, ¿por qué no podría pasarte a ti?

¿Te ha rechazado alguna editorial?

¿Algún consejo que añadir para afrontarlo?

¿Cómo lo hiciste tú?

Deja un comentario